A pesar de su enfermedad, esta cachorrita sigue luchando para seguir con vida

En una veterinaria del condado de Westchester, Nueva York, nació una hermosa perrita que lleva por nombre Sasha. Esta canina se aferraba a la vida de manera extraordinaria, pues sus problemas de salud se han considerado de alto peligro desde el día de su nacimiento. Después de nacer, Sasha presento un problema médico conocido como labio leporino, el cual, le imposibilitaba la toma de leche de parte de su madre, por lo que era probable que pudiese morir de hambre a los pocos días. Sin embargo, la veterinaria Marie DeMarco tomo la decisión de encargarse personalmente de ella y alimentarla a través de una jeringa diariamente.Después de un tiempo, otro problema médico salió a la luz, pues Sasha también había desarrollado una acumulación de líquido craneal conocida como Hidrocefalia, una infección en las vías respiratorias e urinarias y problemas ortopédicos. Aunque todos los pronósticos estaban orientados a una desagradable noticia para esta perrita, su cuidadora, se impuso decididamente hacer el mayor esfuerzo por salvarla. Afortunadamente, la recuperación de esta perrita ha sido posible con el paso del tiempo y su estado de salud mejora considerablemente con el transcurrir de los días.