Este hombre disfrazado de muerte, trata de crear conciencia en las playas de Nueva Zelanda sobre la seguridad al nadar

Esta campaña fue lanzada por la asociación ACC junto a “Water safe“, con el fin de crear conciencia en los jóvenes adolescentes, niños y adultos que frecuentan las playas de Nueva Zelanda y se introducen en el agua sin ninguna precaución o salvavidas. Este tipo de campaña busca formar seguridad en el agua y reducir de esa manera cualquier tipo de accidente que se pueda presentar en ella. Originalmente empezó a partir de las redes sociales como Instagram y se fue extendiendo hacia las inseguras aventuras de The Swim Reaper.

Esta figura de la muerte, estuvo ubicada en varios lugares de Nueva Zelanda tratando de prevenir durante el verano cualquier accidente. Su lado oscuro y temible llega a causar un poco humor después de un tiempo de ser observada. Este hombre disfrazado de muerte, logró de manera graciosa alertar a la gente del peligro que corre en la playa si no se toman medidas de protección. El fin último de esta campaña, es hacer ver a la gente que el indice de muertes y accidentes en el agua se pueden reducir considerablemente si se toman las medidas adecuadas.