Dan Rawlings diseña sobre vehículos y señalizaciones formas impresionantes de la naturaleza

Dan Rawlings fusiona temas que parecen estar en contradicción en el proyecto artístico que realiza, pues se encarga de tomar vehículos abandonados y señales callejeras para crear sobre ellas diferentes figuras de árboles naturales con el objeto de infundir un sentido de conservación al ambiente en el espectador. Los árboles cortados son viejos helechos que brotan desde las señalizaciones oxidadas de las calles colisionando lo urbano y rural. Rawling trata de crear imágenes que inspiren en las personas momentos cercanos a la naturaleza, la cual proporciona espacios gratuitos de reflexión, pues cuando se sube a un árbol o se esta sentado admirando la forma en que las ramas se mueven con el viento, la tranquilidad llega como espacio liberador para el alma. Una de sus piezas más ambiciosas, se titulada Nature Deliver y muestra un árbol cortado en las paredes de un viejo camión de reparto que fue encargado por Kendal Calling y Walk the Plank para el festival Lost Eden.