No necesitas saber donde vas…

 

No necesitas saber a dónde vas cuando Dios es quien te está guiando