El disfraz de este hunsky no fue de su agrado y lo demostró con sus gestos en las fotografías

Este Hunsky siberiano es conocido como Anuko y posee una mirada bastante graciosa, pues cuando algo le disgusta su expresión inmediatamente lo deja saber. Su expresión de disgusto y mal genio, no se debe precisamente a un enojo constante con el mundo, sino que tiene una tonalidad negra alrededor de su cara que lo hace ver con un gesto repetitivo de disgusto. En realidad, Anuko, es un perro bastante cariñoso, juguetón y amable. Su gesto tosco no es por su carácter y en parte tiende hacerlo ver un poco más divertido. A pesar de ser un buen perro, odia los abrazos y los disfraces, pero permite que sus dueños lo hagan sin ningún problema.Anuko fue recogido por Jasmine su dueña, cuando tenía tan solo 5 semanas de edad y decidió llevarlo consigo como ayuda terapéutica a sus problemas mentales. Efectivamente una vez, lo adopto el papel de Anuko ha sido trascendental en la vida de su dueña pues ha servido en gran medida a su proceso de recuperación y bienestar. Sus problemas se enfocaban en la depresión e intentos de suicidio que fueron reduciendo con la compañía de este hermoso can. Anuko posee una cantidad de redes sociales en las cuales su dueña expone sus días de perro gruñón, con diversos disfraces y actividades que se convierten virales en el momento en que se suben a Internet.