Entrégale a Dios tu debilidad y…

Entrégale a Dios tu debilidad, y él te dará su fuerza.