El que no ama no ha conocido a Dios…

El que no ama no ha conocido a Dios, porque Dios es amor.

(Juan 4 : 8 )