Dios te dice…

Dios te dice: El tiempo de tus victorias ha llegado