Dios dice, todo tiene…

Dios dice… Todo tiene su tiempo

(Eclesiastés 3 : 1 )