[quote_center]Hay que estar un poco loco para realizar esta hazaña [/quote_center]

El finlandés Antti Pendikainen después de muchos saltos con paracaídas sintió que tenía que ir más allá, llevarlo a un punto más emocionante y se le ocurrió saltar sin nada, una caída libre sin ningún elemento atado a su cuerpo. Es evidente que saltar desde 4.000 metros de altura trae como resultado una muerte segura pero Antti y sus dos compañeros que saltaron junto a él tenían un plan que de fallar sería fatal.

Salto sin paracaídas a 4 kilómetros de altura en video