Este sería un buen regalo de humor para una pareja de recién casados

Es un recipiente de cerámica con  forma de un personaje constipado con una nariz rojiza que sobresale. La verdadera función de este es  separar la clara de la yema, solo hay que romper el huevo, echarlo en el recipiente e inclinar un poco para que la clara salga por su nariz mientras la yema queda en el fondo.

Aunque no parezca, es un utensilio necesario en toda cocina y que muy seguramente te hará reír o al menos recordar quien te lo regalo. Para saber el precio y dónde comprarlo da clic aquí.