Durante casi tres años se inyectó un aceite en los brazos que luego se solidificó

Este joven Brasileño llamado Romario Dos Santos Alves de apenas 25 años decidió a cualquier costo y después de ver que su progreso era lento,  ganar masa muscular rápidamente. Mientras estaba entrenando se dio cuenta que sus compañeros tenían enormes brazos y comenzó a indagar y escuchar consejos, fue en este momento donde escuchó sobre un aceite que se inyectaba llamado  Synthol.

Obsesionado con obtener grandes resultados en poco tiempo, comenzó a inyectar este aceite en sus brazos desmesuradamente hasta lograr que sus bíceps llegaran a medir 64 cm pero al mismo tiempo la sustancia empezó a solidificarse y a ocasionarle graves problemas de salud, cuando fue al médico llegaron a considerar amputarle los brazos pero gracias a un procedimiento quirúrgico lograron sacar aquella parte del aceite que se había cristalizado.

biceps-2 biceps-3

biceps-4

Compartir