El jardín de las delicias de la tierra es una obra con los  personajes más particulares que puedes imaginar

Hieronymus Bosch fue un pintor Holandés temprano de los siglos XV y XVI cuyas obras tratan de representar el pecado y las fallas morales humanas. En “el jardín de las delicias de la tierra” este pintor ha logrado ser objeto de una serie de interpretaciones variadas a lo largo de los años pues sus extraños personas dan mucho que hablar en los espectadores de su arte. Estas obras se han hecho interactivas, animadas, visualizadas y hasta transcritas musicalmente, por lo que la compañía Holandesa Parastone se ha encargado de ofrecer maravillosas y divertidas obras figurativas de muchos de los personajes raros encontrados en la obra del jardín. Esta pintura muestra tanto hombres, como animales, pájaros extraños, árboles complejos, huevos azules y demás deformidades o cambios plasmados por el autor para retratar la maldad humana. Bosch muestra como las almas mortales, surgidas del paraíso terrenal, están en camino a las pruebas atroces del infierno a través de todas las vidas impuras en la tierra.