Este Kraken de acero de 80 pies es diseñado para dar vida a un arrecife coral cerca de las islas Vírgenes Británicas

El mes de abril de 2017, un kraken de acero de 80 pies se sumergió en el Mar Caribe en la parte superior de un barco decorado de la segunda guerra mundial. Esta antigua armada y su monstruo pasajero fueron situados bajo el agua con el fin de reactivar un nuevo ecosistema coral, al tiempo que servía como centro educativo para investigadores marinos y algunos estudiantes de las Islas circundantes. El proyecto se denomina  BVI Art Reef y tiene como función cultivar el coral trasplantado al Kraken.La nave que lo transporta es denominada la reina Kodiak, que era utilizada como nave de armada llamada “YO-44”. Esta fue re descubierta por el fotógrafo británico Owen Buggy hace aproximadamente dos años y medio en la isla de Tortola. Al ser encontrada, este fotógrafo junto con el ex jefe Sir Richard Branson, colaboraron en equipo para restaurar la embarcación por medio del arte, y junto al grupo sin fines de lucro Unite BVI el grupo de artistas  Secret Samurai Productions , el grupo empresarial de justicia social Maverick1000 y la organización sin fines de lucro Beneath the Waves , el proyecto se estableció como una instalación de arte ecológica y una medida filantrópica para rehabilitar especies marinas nativas.