Estas mandalas  están pintadas de dorado, creando un efecto similar al oro sobre sus hojas

Asmahan A. Mosleh, es una increíble artista del Reino unido, que realiza impresionantes dibujos de mandalas en acrílico con colores deslumbrantes, algunos de los cuales llegan a semejar el oro. Cada pieza toma un extenso trabajo, que llega a tardar varias horas o días en finalizarse. En muchas ocasiones, una pequeña obra tiene cerca de 80 horas dedicadas a la pintura por lo cual es un trabajo realmente exhaustivo pero que al final muestra un enorme fruto.Cada pieza dorada, comienza con pinturas acrílicas a las que se les va haciendo un contorno de lápiz, que posteriormente será suplido por un bolígrafo y finalmente se pigmentara, para dar más armonía al dibujo. Además de esto, cada perla de la pintura es agregada como detalle final, dan a la pintura una textura mucho más asombrosa y brillante. Mosleh trabaja desde el inicio hasta el final en sus pinturas, absorbiéndose por completo en ellas.