Los dedos se deforman, aparecen horribles callos y las uñas no parecen tener un crecimiento normal

Hasta que punto nos debemos sacrificar para poder alcanzar una meta o lograr la perfección? Las personas que han cambiado el mundo se caracterizan por su inacabable esfuerzo y dedicación pero cuando nuestro cuerpo sufre las consecuencias ¿es esto apropiado?   ¿Vale la pena sacrificar nuestra salud por un objetivo en la vida?.

La idea no es estigmatizar a las personas que practican este bello estilo de baile, por lo contrario y teniendo en cuenta el tiempo que lleva deleitando a la humanidad con sus movimientos sutiles y precisos. Ya debería de existir un tipo de calzado especial que previniera estas lesiones, tal vez es porque no son conocidas las consecuencias, yo contribuiré con que esto se haga público para que alguna mente creativa encuentre una buena solución.

Compartir