Fascinantes y frágiles esqueletos tejidos a mano

Caitlin McCormack, es una artista con sede en , cuyo talento radica en la constante exploración de la decadencia y los restos de los seres humanos al final de sus días. Estos esqueletos, en alguna ocasión fueron elementos intrincados de su trabajo pero surgieron debido a la maravillosa escena que estos recrean. La elaboración de estas piezas es a partir del uso de un proceso de trabajo intenso y cuidadoso, que implica rigidez en los materiales de textiles desechados. Los textiles desechables con pintura de esmalte, sirven para crear un tipo de material frágil que se asemeje a los huesos humanos. Tras este procesos, se prosigue con el crochet para fabricar esplendidos esqueletos de humanos, pájaros, demonios, murciélagos de dos cabezas y otros tantos personajes, que se exponen en telones de fondo negro, vitrinas y bases torneadas, tal como las que poseen las exhibiciones de especímenes científicos. El proyecto se denomina “Lazarus Taxa” y hace referencia aquellas especies que aparecen en los registros fósiles.