Increíbles tatuajes con diversas perspectivas entre lo bello y lo aterrador

Woojin Choi, u Oozy, es un talentoso tatuador Surcoreano, cuyo énfasis primordial se encuentra en la creación de obras detalladas en blanco y negro que frecuentemente contienen un toque aterrador. Sus diseños poseen líneas finas y delgadas que exploran escenas realistas en relación a la naturaleza y el ser humano, cómo lo es la descomposición de un cuerpo y el nacimiento de vida nueva sobre ello.Sus fascinantes tatuajes son realmente únicos y llamativos, puesto que su orientación está en la simetría de las líneas y el movimiento que puede causar con los trazos ejecutados. Este prodigioso tatuador recrea en la piel la experiencia que ha tenido en la animación de manera precisa y armónica para crear una verdadera obra de arte eterna. Su trabajo es producto de años de entrenamiento y perfeccionamiento de su técnica de dibujo.