Minuciosos detalles plasmados, hacen de este artista un gran grabador de monedas.

Shaun Hughes demuestra a través de una grabación el proceso con el cual trasforma un Penny Lincoln del año 1973 en un fantástico y creativo cráneo. La técnica utilizada consiste en el desplazamiento del material con un cincel detalle a detalle.


La técnica para crear este arte, es conocida como Hobo níquel , es compleja, sin embargo Hughes realiza un acercamiento al espectador a través de cada paso, de la explicación detalle por detalle, haciendo que parezca más fácil de lo que es. Chequea a continuación el vídeo de su proceso.