“Tengo ruedas pegadas a mi trasero. ¿Cómo puede no ser divertido!”

Aaron “Wheelz” Fotheringham es un chico en silla de ruedas que vive en Las Vegas.  Nació con espina bífida, un defecto congénito de la médula espinal, lo que le impide el uso normal de sus piernas. A pesar de estar ligado desde los 3 años a unas muletas y luego a una silla de ruedas, nunca ha dejado de ser carismático.

Aaron-Wheelz-FotheringhamComo podemos ver en el video, él no ve la silla de ruedas como una carga, por lo contrario la ve como una herramienta impresionante que domina con gran precisión.

Pueden encontrar más de Aaron en sus canales oficiales: Sitio Web   –  Canal de Youtube

Compartir