[quote_center]Jamás imaginó que su abuelita se fuera a convertir en el alma de la fiesta[/quote_center]

[dropcap]C[/dropcap]uando Christine Quinn invito a su abuela de 89 años a ser una de sus damas de honor, esta se sorprendió mucho y contestó que para que quería tener una anciana en su fiesta. Nana  Betty decidió que lo haría y aunque Christine no sabía que pasaría, estaba encantada de que hubiera aceptado.

Para sorpresa de todos, Nana Betty encantó a todos con sus  comentarios llenos de sabiduría y humor. Cuando llego la hora del desorden, bailó y disfruto como cualquier jovencita haciendo caso omiso a su edad.

dama-de-honor-abuela2 dama-de-honor-abuela3 dama-de-honor-abuela4

Compartir