En su vieja camioneta recorre el mundo con su amigo fiel.

Marina Piro, una mujer con dos objetivos en mente “ser una hada forestal autosuficiente” Y recorrer el mundo junto a su mascota de rescate Odie, de estos el primero fue el mas posible, gracias a “PAM” su furgoneta totalmente restaurada y adecuada para la aventura.


Después de dos meses de investigación, Piro inicio su grandioso plan de restauración de furgonetas, comprando su primera adquisición un Renault Kangoo 2001 de cinco puertas. “la principal razón de del elegir viajar de este modo fue que quería tener a Odie a mi lado” Afirma esta mujer apasionada por los viajes, la ecología y su perro.


El primer paso fue desarmar por dentro el vehiculo, y progresivamente equipo la furgoneta con comodidades incluyendo sustituir el piso, instalación de luces LED, construir una cocina y una cama. Con unos cuantos detalles como cortinas, una cama acogedora, ollas, sartenes y algunas plantas en el interior, este vehículo pasó de ser una simple herramienta de movilidad a una hermosa y placentera casa – hogar rodante.

Compartir