Revelamos cual fue el alimento impartido en la última cena de Jesús y los 12 apóstoles

La Biblia contiene una inmensidad de misterios aún difíciles de conocer por lo hombres, pero por medio de los diferentes teólogos que existe y aquellas personas que se encuentran más cerca de la compresión de la palabra de Dios, es posible conocer algunas preguntas referentes a eventos antiguos. Este es el caso de la incógnita por cuál habrá sido el alimento impartido en la última cena.

Para dar respuesta a este interrogante, dos arqueólogos italianos, decidieron investigar acerca de los platillos que constituían la cena de Jesús y sus discípulos, que de acuerdo con el Evangelio, se realizó el Jueves Santo. Urciuoli y Marta Berogno, es el nombre de los arqueólogos que trataron de reconstruir la lista de posibles platillos ingeridos en este día, quienes también cuenta su descubrimiento por “Discovery“.A partir de una ardua investigación y lecturas detalladas el santo libro, se logra precisar lo ocurrido durante la cena, pero no los alimentos que fueron servidos. Así por ejemplo, dentro de los versículos del Evangelio de Juan, indican la presencia de Judas justo al lado de Jesús, a la izquierda precisamente, y mencionan que judas mojó el pan en el plato de Jesús.

Esta descripción a pesar de no ser explicita, puede dar referencia a uno de los alimentos ingeridos en dicha cena. Por otro lado, dentro de la investigación realizada, se concentra que la famosa y valiosa obra de Leonardo Da vinci es bastante simbólica, por lo cual no es posible determinar con ella o ver allí que alimentos se consumieron. Por ello, fue necesario precisar datos históricos y algunas pistas proporcionadas por jeroglíficos encontrados en las catatumbas del siglo III D.C., que lo que fue servido ese día, debía estar relacionado con los hábitos alimentarios de la Palestina de hace cerca de dos milenios.

De acuerdo con la búsqueda en diversos registros, los arqueólogos manifestaron que el menú ingerido durante la última cena hacía referencia a ingredientes más allá del pan ácimo y el vino. Muy probablemente, en la mesa había servido un cocido de verduras, un plato dulce como el “Cholent” o “Jaroset“, aceitunas con hisopo, hierbas con pistachos y alguna pasta de nuez.

Pero cada uno de estos puntos de referencia sobre lo que se sirvió en la última cena, parte de la suposición de que Jesús era Judío, pues los alimentos fueron sacados a partir del estudio sobre alimentación tradicional y las prohibiciones de las misma.