Esculturas y obras de arte formadas por elementos naturales que tal vez nunca imaginamos ver combinados.

Kate MccGwire es una reconocida escultora británica que juega con piezas de la naturaleza para crear sus obras, como es evidente tiene una fascinación por las aves, sobre todo por sus plumas las cuales utiliza de una forma sublime, hace que estas tomen formas jamás vistas, jamás imaginadas. En esta serie de esculturas las plumas se convierten en coloridas representaciones anfibias que se entrelazan formando contornos serpentinos y juegan con nuestra apreciación entorno a lo racional.

No vayan a pensar que aquí hay algún tipo de maltrato animal, las plumas que Kate usa son donadas por granjeros, guardabosques y criadores de palomas. Además son muy pocas las que pertenecen a aveces exóticas. 

No queda duda de que las plumas ponen a volar su imaginación y son muchas las obras de arte que puede lograr con ellas. A continuación pueden ver dos trabajos completamente diferente a los anteriores pero que de igual forma nos llena de admiración.

Cuando vemos este tipo de esculturas nos cuestionamos lo que ya creemos conocer con certeza y esto es lo que precisamente busca la artista.