Esculturas incompletas de malla que recrean escenas del diario vivir en un niño

Lene Kilde es una artista Noruega que se inspira en las emociones de los niños para realizar esculturas en malla, que capturan hábilmente algunos momentos importantes en la vida de un pequeño, en piezas minimalistas de alambre incompletas. Estas piezas se enfocan principalmente en las manos y los pies de los niños y se disuelven en la nada a medida que van realizando las actividades. Sin embargo, lo incompleto de sus esculturas no quiere decir que algo falte en la creación de estas, sino que invita al espectador a completar el resto de cada escultura en su mente, tal vez sustituyendo los fragmentos que faltan con sus propios recuerdos o historias. Kilde obtuvo una maestría en el 2012 en Diseño de producto y recibió una beca de tres años de trabajo con el consejo de Artes de Noruega debido a su gran talento y lo maravilloso y creativo de sus obras.