Una perspectiva hilarante de una ciudad con vehículos y aviones acortados

Fernando Livschitz de   realiza un trabajo muy peculiar con la edición pues trata de darle una perspectiva realmente hilarante a los objetos y formas que ve en su vida diaria. Este proyecto es realizado con el objeto de añadir un toque bizarro a escenas mundanas. En su cortometraje más reciente, expone un mundo en el que ciertos vehículos de transporte han sido recortados, mostrando pequeños aviones, trenes sin algunos vagones y algunos carros diminutos. 

En su proyecto, detalla pequeños aviones en una ruda y compitiendo con un solo coche en la pista, lo cual le da un sentido gracioso y curioso a la vida como se conoce normalmente. A parte de estos vehículos editados, también realiza algunas ediciones en donde quita los caballos y las bicicletas de sus jinetes haciendo parecer que los jinetes y ciclistas están flotando sin esfuerzo por el mundo. Si quieres conocer más de su trabajo puedes encontrarlo en Vimeo o en su sitio web .